Gripe

¿Qué es la gripe o influenza?
Es una enfermedad viral respiratoria muy contagiosa.
Por lo general, la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico.
Sin embargo, puede ocasionar graves complicaciones, incluso la muerte, a personas de 65 años y más, niños pequeños, embarazadas y personas con enfermedades o condiciones crónicas (como cardíacas, respiratorias, renales, inmunosupresión, obesidad y diabetes).
El personal de salud que contrajo la gripe puede contagiar a los pacientes a quienes presta cuidado.


¿Cómo se transmite este virus?
El virus se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma, a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla.


¿Cuáles son los síntomas?
Las personas con gripe pueden presentar:
– fiebre mayor a 38 grados,
– tos,
– congestión nasal,
– dolor de garganta, de cabeza y muscular,
– dificultad para respirar,
– neumonía.


¿Cómo se previene?
La vacuna reduce las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas
ocasionadas por el virus influenza.
El Calendario Nacional de Vacunación incluye la vacuna antigripal para los
siguientes grupos:
– Personal de salud: dosis anual.
– Personas de 65 años o más y personal de salud: una dosis anual
– Lactantes


1era dosis: entre 6 y 24 meses
2da dosis: 4 semanas de la primera dosis
Dosis anual: hasta los dos años de vida, si certifica la 1era y 2da dosis

  • Embarazadas: una dosis, en cualquier trimestre de la gestación.
  • Puérperas: una dosis, hasta 10 días posteriores al parto en caso de no
    haber recibido en el embarazo
  • Personas de 2 a 64 años con factores de riesgo: una dosis anual son
    considerados factores de riesgo:
  • Obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades
    cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes
    oncohematológicos, trasplantados o personas con insuficiencia renal
    crónica en diálisis, entre otros.
    Con el fin minimizar los contactos innecesarios de esta población con el sistema
    de salud, así como de evitar la circulación y aglomeración en los vacunatorios, se
    define como prioridad:
  • Promover la vacunación de personas pertenecientes a grupos de riesgo
    en centros públicos o privados, SIN la necesidad de presentación de la
    prescripción médica como un requisito excluyente para dicho acto.
  • Se incorporará, como estrategia adicional y en su reemplazo, la
    presentación por parte del ciudadano de cualquier documentación que
    certifique la existencia de enfermedades pre-existentes incluidas entre
    los factores de riesgo enumerados.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn